Polietilenos Argentinos distribuye las bandejas Cotnyl en Santa Cruz con una flota de vehículos propios que llega a cada rincón de la provincia. “Salimos todas las semanas, aún cuando las condiciones climáticas son adversas”

 

“Es muy frecuente despertar con ráfagas que pueden alcanzar los 100 kilómetros por hora”, dice Walter Monetta. Así comienzan los días de trabajo en Polietilenos Argentinos, la empresa dedicada a la provisión de bandejas y productos de embalaje ubicada en Río Gallegos, Santa Cruz.

El dato no es menor, una caja de bandejas o cualquier tipo de mercadería con un peso inferior a los 30 ó 40 kilos puede ser arrastrada o volteada, “por eso realizamos las cargas en nuestro depósito y los viajes pueden demorar entre dos y tres días. Muchas veces sabemos cuándo salimos pero no cuándo volvemos porque las rutas pueden estar interrumpidas”, explica.

Con cuatro vehículos propios, los repartos semanales se extienden a lo largo de toda la provincia en trayectos de 500 kilómetros, incluyendo, además de la capital, las localidades cordilleranas de Río Turbio y Calafate, así como las costeras Puerto Santa Cruz y San Julián. Walter está al frente de la organización: “Son ciudades chicas con 10 a 20 mil habitantes, sobre todo abastecemos a restoranes y rotiserías. A veces se realizan pedidos telefónicos y en otros casos se vende en el momento, pero estamos seguros de que cubrimos el 70% del mercado. También proveemos a los frigoríficos locales y suministramos las bandejas que se utilizan para las comidas del personal que se mantiene trabajando en la construcción de la represa”.

Sus 20 años de trayectoria lo ubican como el líder en la región y el único que posee un depósito con una superficie cubierta de 1.000 m2 que comparte con su local de venta al público: “Con la empresa Cotnyl se esta trabajando hace unos 5 años. Tenemos una excelente relación comercial y sus productos son muy valorados por los usuarios”, concluye.

->