El ganador del último Sorteo Cotnyl lleva sólo un año y medio elaborando almuerzos ejecutivos y comidas gourmet con el original nombre “Chancho Rubio” y ya es reconocido en el microcentro de Rosario. Conocé su historia.

 

Gonzalo Rubio se define como autodidacta: “Siempre me gustó la cocina y aprendí estudiando y llevando las recetas a la práctica”. Sin embargo, lo que empezó siendo un hobby hoy se transformó en su principal fuente de ingresos. “Este emprendimiento nació en septiembre de 2016. Actualmente trabajamos tres personas y contamos con una infraestructura que incluye una cocina industrial, dos hornos, un ahumador, parrilla y anafe para disco”, detalla desde el domicilio ubicado en el corazón de la ciudad de Rosario.

Sus platos principales están basados en la carne de cerdo, motivo que lo inspiró a combinar su apellido y crear el nombre “Chancho Rubio”. Según su experiencia la preparación de este tipo de carnes tiene sus cortes específicos pero su punto de cocción es similar a que se le confiere a la carne vacuna. Para incorporar su toque personal a las comidas, en gran medida adoptado luego de experimentar nuevos sabores en sus viajes por Latinoamérica, Gonzalo le dedica un buen tiempo a la preparación de salsas picantes y mermeladas caseras para sazonar. Estos productos también los comercializa como delicatessen envasados en frascos de conserva aplicando el proceso de pasteurizado, esterilizado y cerrado al vacío. 

“Nuestros clientes tienen la habilidad de detectar frescura y calidad de la materia prima. Por eso lo más importante es cuidar, tal vez no tanto el precio, sino la calidad del producto entregado y el servicio brindado”. Con esta concepción gourmet ofrece menús tales como patas de cerdo y ternera al horno, arroz salteado, kebab de pollo, curry de cerdo y rolls horneados, entre otras exquisiteces.

Ya que el 100% de sus platos se envían por delivery, el envasado resulta fundamental: “Usamos la bandeja PP103, como la que ganamos en el Sorteo Cotnyl, pero también la línea 475 que nos permite realzar nuestros platos. Son de base negra y tapa transparente y le dan un brillo especial a las comidas, terminan siendo un verdadero agregado de valor al producto. También usamos los potes 250 y 390 con tapa”, afirma e indica que su proveedor local es Bazar Noblex, uno de los distribuidores de Cotnyl con mayor trayectoria.
->